Da gusto meterse en el Rain Forest. El primer día que entre en el conseguimos escuchar los monos aulladores, pero no logramos verlos, estaban lejos y rain forest hizo honor a su nombre y nos cayo encima un agua de mil demonios, que no vimos llegar por ningún lado, realmente da un poco de miedo escucharlos, por un lado te imaginas un bicho bastante grande y ademas cuando «hablan» parece que lo hagan cabreados.

Al segundo intento cayo la vencida, y después de un rato de caminata por el bosque llegamos a ver esto;

Un grupo de monos que estuvieron «quietos» el suficiente tiempo para que pudiera hacerles unas cuanta fotos medianamente buenas.

BRS_20140714_114413_0152Alguno se paso el rato durmiendo

BRS_20140714_114152_0147Otros colgados del rabo, hay que ver con que soltura lo hacen.

BRS_20140714_114115_0144Y otros gritando a los cuatro vientos.

BRS_20140714_113705_0129

Conseguí grabar un pequeño vídeo, iba a pulso con el bigma, y el micro de la cámara es lo que es, pero sirve para hacerse una idea del sonido, Aunque ni aun subiendo el volumen al máximo transmite lo que yo sentí en aquel momento