Al final llego el día en el que conseguí salir de vacaciones, llevaba un tiempo rumiando la posibilidad de volver a Panamá,  y por fin lo conseguí después de algún intento que no se materializó. Aunque no he encontrado la ciudad radicalmente cambiada, si que se observan cambios, se inauguro una linea de metro no hace mucho tiempo, y los celebres Diablos Rojos, están desapareciendo de la ciudad. Sigue siendo una ciudad poco caminable,  pero te encuentras con cosas como la cinta costera, un paseo construido en tres fases que ha dado a los panameños un espacio del que antes no disponían, y unas posibilidades que creo antes no eran fáciles (correr, andar tranquilamente sin mirar si vienen «carros» o no, bicicleta, patines, etc…).

Si bien es verdad que el turista que se quede en la cinta costera poco va a conocer de esta ciudad, pues detrás de los rascacielos hay una ciudad bastante diferente.

BRS_20140710_173251_0006Hace cinco años fui incapaz de ver el Pacífico desde la ciudad, entre las obras de la cinta costera, y que casi todos los edificios que dan al mar son urbanizaciones a las que no se puede entrar, el océano es solo para los privilegiados. En esta ocasión si que se pasea al lado mismo del mar.

Caminado dirección al centro histórico te encuentras con barquitos de pesca amarrados.

BRS_20140710_173706_0008

Pues el mercado del marisco esta al lado mismo, y esta rodeado de pequeñas fondas en las que uno puede comer ceviche u otros pescados.

BRS_20140710_174147_0011

Seguimos en dirección estadio Maracana (hay un maracana en Panamá), con los barquitos amarrados al lado de la cinta costera.

BRS_20140710_174324_0012

Si nos damos la vuelta y miramos hacia donde veníamos, observamos  uno de los muchos contrastes que se descubren, pequeños y viejos barcos de pesca y al fondo los nuevos rascacielos.

BRS_20140710_174533_0013

Y ya al otro lado, aprovechando la marea baja, jóvenes buscando en los charcos que deja el agua al retirarse.  Con el centro histórico detrás, y mas lejos, los rascacielos.

BRS_20140710_182331_0030Y ya a la vuelta uno se espera que los edificios estén iluminados por completo, pero no es así, aunque lo parezca, no llegan a un 10%  de ocupación. En uno de ellos contamos 12 pisos habitados.

BRS_20140710_191440_0035