Rio

Por el rio Chico

By |viernes, 22 septiembre , 2017|Rio|0 Comments

Cuando llegué a Yaviza, el Padre Alvin me propuso subir por cualquiera de los ríos que confluyen allí hacia alguna comunidad Emberá. Así que en mi segundo día en el Darién esa iba a ser la aventura. El destino seria El Corozal, en el río Chico, pero antes de salir, hubo que pasar por el puesto del Senafront para comunicar nuestras intenciones. El Darién es zona fronteriza con Colombia, es el punto donde está el llamado “tapón del Darién”,  es el área donde se corta la carretera interamericana, que recorre América entera.  El día anterior al pasar por Aguas Frías me tuve que registrar a la entrada. Y es que en esta zona hay bastante actividad de lo que antes era la guerrilla colombiana, ahora reconvertida en narcotraficantes en la forma de muleros.

Después de desayunar y terminar con los formalismos, nos fuimos hacia donde estaba Terremoto (Olegario) esperando con la piragua.

Toscas

By |viernes, 15 septiembre , 2017|Paisajes, Rio|0 Comments

Antes de continuar con mi recorrido por el Darién, me apetece mostrar, ahora que ya ha pasado la temporada alta, un sitio que ha corrido por las redes como la pólvora este verano. y no tenia ninguna gana de colaborar con la masificación del mismo, ya bastante gente se ha dedicado a publicitar el sitio.

Aunque el año a sido muy seco parece que no ha sido así en el acuífero que alimenta la fuente de las Toscas, y nos a mostrado una de sus caras mas amables, en otras ocasiones la caída de agua aun a sido mas abundante.

Venia desde Sot de Chera, y nada mas bajar al rio, esto es lo que vemos.

Darien

By |viernes, 8 septiembre , 2017|Ciudades|0 Comments

Y llegó el día en que me fuí hacia Yaviza, en el Darién, zona limítrofe con Colombia. Ya en la terminal de autobuses te das cuenta que va a ser una aventura, pues ningún autobus lleva el rótulo de Yaviza, luego te enteras que que el que corresponde es Darién. Me tocó subir en un coaster, un minibús, en le que purgué todos los pecados que tenía que purgar y alguno más. Encogido en mi asiento, una dulce música reguetonera nos iba a acompañar durante todo el viaje, siete horas para doscientos kilómetros, y por si todo eso no fuese suficiente, el “pavo” (ayudante) del autobus hacia gala de un machismo exquisito.

Los últimos 60 kilometros de la carretera entre Metetí y Yaviza son un barrizal, están de obras, espero que cuando vuelva por allí, haya cambiado un poco la cosa, aunque tengo pocas esperanzas, pues según me decían, esta carretera está toda la vida en obras.

La plaza, con la iglesia en el frente.

Vallfiguera – Pantaneros

By |viernes, 28 abril , 2017|Detalles, Paisajes, Rio|1 Comment

Algunos sábados por la tarde, agarro la fuji, y me voy por la senda de las pinturas rupestres hacia el pantano, y la súper masificada senda de los pantaneros, (parece que solo exista esa senda en toda Chulilla), casi siempre voy a contra corriente y a deshoras, cuando no hay nadie, con lo que me cruzo con muy poca gente, aunque rara es la vez que no me cruce con algún grupo de caminantes.

Por la tarde, casi llegando a Cullibres cuando la senda ya discurre por el propio barranco el sol da en la espalda, lo que significa que si te das la vuelta, te lo encuentras a contraluz y bastante bajo, así que moviendo la cámara “tapé” el sol con un pino, aunque con lo enfadado que estaba no se nota nada.

Panama VI – Soloy

By |lunes, 18 agosto , 2014|Paisajes|8 Comments

Y por fin llego el  momento en que me fui a pasar unos días con una comunidad indígena, que era prácticamente lo que me movió a volver a Panamá, lo intentamos primero con los Kuna en Kuna Yala, después lo intentamos en Yaviza, pero no encontramos la forma de contactar con los claretianos, al fin,  cuando volvió a Panama el Padre Oscar, contacto con Zully y ella con el Padre José, y gracias a ellos conseguí conocer a los Ngöbe Bougle, en Soloy.

Me recogió el Padre José en el aeropuerto de David, y después de alguna gestión que tenia que hacer el y unos 40 minutos en carro llegábamos a Soloy.

Me encontré en una zona no tan exuberante como el bosque lluvioso, y un ambiente bastante menos húmedo que la ciudad de Panamá, lo primero fue subir a Cerro Banco a llevar el cemento que habíamos comprado de camino, para construir unas letrinas. Primer contacto con los caminos y distancias que han de recorrer a pie los ngöbe, parece en muy buenas condiciones, pero hay tramos que se pone muy bravo, y el 4×4 se hace necesario.

BRS_20140729_122750_0005

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies